En Rosario, la diversidad sexual ya no es el blanco de la discriminación

Esta es la percepción de la población consultada por la Municipalidad de Rosario, que cree que son los pobres los más perjudicados. La encuesta, realizada en el marco del Mes de la Diversidad Sexual, también reveló que la mayoría cree en la igualdad de derechos, no tiene problemas en trabajar con lesbianas, gays, bisexuales, trans o intersex y está de acuerdo con le ley de Indentidad de Género

Ciudad arco iris. En Rosario la gente percibe que disminuyó la discriminación hacia la diversidad sexual. Esta es la principal conclusión a la que arribó el área de la Diversidad Sexual municipal a través de la realización de una encuesta sobre la temática.

Este viernes, en coincidencia con el lanzamiento de una campaña orientada al derecho a la identidad de género, desde la Secretaría de Promoción Social se difundieron los resultados de una encuesta y además, se dieron a conocer los alcances de una campaña orientadas al derecho a la identidad de género, en el marco de la celebración del Mes de la Diversidad Afectivo Sexual.

El informe, llevado a cabo en de 2011 por el Área de Investigación de la Opinión Pública de la Dirección General de Comunicación Social municipal por sobre 300 personas mayores de 18 años, está orientado hacia la ley de Identidad de Género pero abarca numerosos temas en torno a la diversidad sexual: discriminación hacia la población LGTBI, casamiento igualitario y adopción de niños, entre otros.

De acuerdo a las conclusiones a las que arribaron las autoridades municipales, la percepción sobre problemas de discriminación en Rosario disminuyó en lo que respecta al causal de diversidad sexual. Así, este año la población de travestis transexuales pasó de ser considerada como la primera causa de discriminación, como fue en el año 2008, a ser la segunda, ya que en este caso las personas en condiciones de pobreza pasaron a encabezar la lista, siempre de acuerdo a lo que la gente percibe que son los principales causales de discriminación.

En este caso, ante la pregunta “¿Considera que en Rosario existen problemas de discriminación…?”, el rubro “Hacia pobres” surgió primero con 84,3% de respuestas positivas y 15% negativas; en tanto el ítem “Hacia travestis y transexuales” recibió un 73 % de respuestas positivas y 22,3% negativas; “Hacia gays y lesbianas”, 71% positivas y 25% negativas; y “Hacia la mujer”, 56,3% positivas y 38,7 negativas.

En porcentajes, la caída en lo que respecta a la percepción de discriminación por diversidad sexual da casi un 10% (comparándolo desde el año 2008). En travestis transexuales: de un 82,3% a un 73%. En gays y lesbianas de un 80,3% a un 71% .

Con todo, desde el Área de Diversidad Sexual se advirtió que los porcentajes siguen siendo altos, “lo que indica que se debe continuar trabajando en la promoción de derechos y en la difusión de la información”.

En ese sentido, hay casi un 50% que está de acuerdo en destinar fondos públicos para financiar programas y servicios especializados destinados a travestis y transexuales y más del 50% opina así al respecto de programas y servicios especializados hacia gays y lesbianas.

Respecto al financiamiento de campañas contra la discriminación hacia LGBT aumenta al 57% el grado de acuerdo respecto a dirigir parte de los recursos públicos a ese fin.

Respecto a la imagen general de la diversidad sexual es más positiva y favorable que la desfavorable.
Solamente un 16% ha planteado el no apoyo y desacuerdo respecto de LGBT.

Otro dato a considerar es que más del 84% opina que LGBT deben tener los mismos derechos que el resto de las personas.

Cuando se preguntó en el ámbito laboral sobre el hecho de trabajar con travestis y transexuales hubo un 81% que manifestó no sentirse para nada molesta o molesto. Sí en un 6,7%. Si bien estos datos son favorables no dejan de preocupar las escasas oportunidades laborales formales para la población trans.

Hay una opinión positiva respecto del aumento de parejas del mismo sexo (26,7%), más que el aumento de los divorcios. (19,3%).

Existe una diferencia respecto a la opinión de mujeres y varones. Las mujeres que opinan tienen más grado de acuerdo respecto a la aprobación del matrimonio igualitario (casi un 60%), descendiendo en varones a un 52,6%.

Es importante resaltar otra diferencia que surge en la encuesta que es que los y las jóvenes de entre 18 y 24 años aumentan su apoyo expreso en un 73%, disminuyendo notablemente en personas de más de 86 años (28,5%).

Luego de la aprobación del matrimonio igualitario aumentó un 16% el acuerdo hacia el derecho a la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Respecto al concepto de homosexualidad, si bien desde al año 1973 dejó de considerarse una enfermedad, en el año 2008 más del 25% lo pensaba de esa manera, y hoy preocupa que un 18,3% sigue considerándola como una enfermedad psicológica.

Respecto de la intersexualidad existe un alto desconocimiento (más del 48%) que expresó no saber de qué se trata, siendo solamente un 27,7% los que han contestado con conocimiento; lo que implica que hay que seguir informando sobre la diversidad sexual.

Un 62,7% apoya la ley de identidad de género contra un 21,3% que no está de acuerdo.

Y un dato alarmante es que un 69% no recibió educación sexual que incluya la diversidad sexual.

fuente: rosario3.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s