Lista de Infecciones

Uretritis: (Inflamación de la uretra)

Se manifiesta por la salida de un liquido por el orificio del pene, que puede ser abundante y continuo o muy escaso, de color amarillento y espeso. En muchas ocasiones existen molestias al orinar (picazón, dolor).


Prostatitis: (Inflamación de la próstata)

La próstata es una glándula que tienen los hombres y que colabora con la producción del semen. Si te infectas en una relación sexual y te afecta esta glándula, notarás fiebre, dolor al eyacular y sangre en el semen.


 Proctitis: (Inflamación del recto)

Se manifiesta a través del sexo anal y se manifiesta por síntomas como estreñimiento, sangre y mucosa en las heces y tenesmo rectal (ganas de defecar constantemente).


Enteritis: (Inflamación del intestino)

El intestino se puede infectar a través de prácticas sexuales como lamer el ano y el sexo oral sin la barrera de látex (la cual se puede hacer con un preservativo). Los intestinos se pueden inflamar y presentar diarrea, dolor abdominal y vómitos.


Sífilis:

Esta enfermedad se manifiesta por una úlcera en el punto de contagio que es dura, sin pus y que no produce dolor. Desaparece sin tratamiento, pero la enfermedad continúa su daño en el cuerpo, por lo que es importante reconocerla a tiempo y acudir al médico. Si no se trata al principio, con el paso del tiempo dañará tu piel y órganos internos.

Chancro Blando – En este caso la úlcera que aparece es blanda, muy dolorosa y con mucha inflamación alrededor. A diferencia de la anterior suelen aparecer varias lesiones a partir de la primera.


Linfogranuloma Venéreo:

Se manifiesta por una úlcera pequeña que cura pronto sin producir molestias. Después de algunos días aparecen unos bultos al lado de la zona donde estuvo la úlcera. Son dolorosos y se abren soltando pus, tardando mucho en curarse.


Herpes Simple:

Se manifiestan por vesículas en la zona genital que acaban convirtiéndose en úlceras.
El virus del herpes simple puede encontrarse en las úlceras causadas y ser liberados por las mismas, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no parece afectada o que no tiene ulceraciones.


Condilomas:

Son verrugas que pueden alcanzar el tamaño de una uva o más sin el tratamiento y que en algunos casos puede evolucionar en cáncer de ano o de útero.
Se refiere a una infección de los genitales y existen de dos tipos, el condiloma acuminata o verruga genital y el condiloma lata asociado con el sífilis secundario.


Molusco Contagioso:

Son pequeñas pápulas (sobre elevaciones de la piel) que tienen en el centro un material blanco y que no duelen, pero son muy contagiosas.

No son dolorosas, siempre y cuando el afectado no se rasque la zona con perseverancia. Puede aparecer un prurito poco intenso si se sobreinfectan.


 Gonorrea:

Afecta principalmente las mucosas del aparato genital y urinario, pero también puede afectar la conjuntiva ocular, la faringe y el recto. Sus características más habituales son la secreción purulenta por la uretra en el hombre y la consecuencia de infertilidad en la mujer

Puede producir daños en tus huesos y articulaciones.


Hepatitis:

Muchas infecciones de transmición sexual producidas por el virus pueden atacar al hígado y producir daños. Las más comunes son:

 

Hepatitis B: Se puede contraer a través del semen y con el tiempo puede dañar de manera importante al hígado, incluso puede producir su destrucción (cirrosis). Existe una vacuna eficaz para no contraer esta enfermedad.

Hepatitis C: Se puede contraer por el semen, pero la vía más frecuente es la sanguínea.
* La mayoría de estas enfermedades curan aparentemente sin tratamiento médico, pero siguen produciendo daños en tu cuerpo, por eso es importante que si notás algunos de estos síntomas acudas a tu médico. Para la mayoría de ellas ya existe un tratamiento eficaz.
* “Puerteo” se llama al contacto de la cabeza del pene con el ano, este contacto sin preservativo puede ser la causa de transmición de infecciones tanto para uno como para el otro, que son muy difíciles de tratar, como el herpes (no existe cura) o los condilomas.


 HPV: (Virus del Papiloma Humano)

Se manifiesta a través de pequeñas verrugas en distintas partes de los genitales, tanto masculinos como femeninos, que de no tratarse pueden formar colonias y en el caso de alojarse en el cuello del útero, provocar cáncer. Son indoloras, pero muy contagiosas.


VIH:

La infección por VIH se transmite cuando el virus de inmunodeficiencia humana ingresa al organismo de una persona a través de alguno de los fluidos corporales que lo contienen (sangre, semen y flujo vaginal). Las vías de transmisión son: sexual, de madre a hijo, sanguínea.
El virus ataca al sistema inmunológico en un proceso de ocho a diez años, por lo que se puede vivir con el VIH sin saberlo y, al no realizarse un test de detección, llegar a padecer enfermedades oportunistas propias del SIDA (conjunto de síntomas y signos de la infección por VIH).


Muchas de estas infecciones desde el contagio o después de un tiempo pueden producir daños en el interior de tu cuerpo.